Hogar » Cuidado de la salud » 10 señales de advertencia de cáncer en los perros que debe tener en cuenta

10 señales de advertencia de cáncer en los perros que debe tener en cuenta

El cáncer es, lamentablemente, una enfermedad muy común entre las mascotas caninas. Aproximadamente el 50% de los perros mayores (mayores de 10 años) contraen cáncer en algún momento. Esto puede deberse a muchas razones, incluida la genética, la cría y el hecho de que los perros tienden a vivir mucho más que nunca en estos días.

Lo afortunado es que la mayoría de estos cánceres se pueden tratar y posiblemente curar si se detectan temprano. El hecho de que su perro tenga cáncer no significa que vaya a morir. Existen muchos procedimientos y tratamientos para ayudarlos a superar la enfermedad.

Sin embargo, antes de que se vuelva demasiado grave, hay muchas señales de advertencia tempranas que puede buscar y que le dirán si su perro se está enfermando. A continuación, he enumerado las señales de advertencia muy comunes que debe buscar.

Signos físicos

De un vistazo:

Here is a quick glance at the physical symptoms that will be mentioned in the following article. For a deeper explanation about each of these symptoms keep scrolling. 

  1. Hinchazón / Bultos
  2. Heridas que no sanarán
  3. Descarga de sangre
  4. Cambios extremos de peso inexplicables
  5. Convulsiones
  6. Malos olores

1) Hinchazón o Bultos:

Si nota alguna hinchazón o bultos en el cuerpo de su perro que continúan creciendo o cambiando, esta es una advertencia de que su perro podría estar en las etapas iniciales del cáncer. No debe esperar para observar más desarrollos de las masas que crecen en su mascota.

Debe ir inmediatamente a un veterinario o cirujano para que revisen las masas y asegurarse de que no sean cancerosas o peligrosas de ninguna otra manera.

Por lo general, el cirujano o los cirujanos realizarán una biopsia de la masa que implica extirparla (si es seguro hacerlo) y analizarla en busca de signos de ciertas enfermedades o para ver si es benigna o “segura”.

2) heridas sin curar

Las heridas que parecen ser persistentes y que no cicatrizan pueden ser otra señal de que su perro puede tener otra enfermedad subyacente. Un perro sano tendrá heridas que comenzarán a cicatrizar y secarán después de un cierto período de tiempo. Incluso si no hacen esto por sí mismos, deberían hacerlo después de aplicar cualquier antibiótico o ungüento tópico o ingerido.

Si no es así, debe llevar a su mascota al veterinario para que pueda examinar la herida y decirle si hay alguna necesidad de preocuparse por una causa mayor o no. Las áreas que se ven extremadamente rojas e irritadas pueden ser un indicador de tumores de mastocitos, que son una forma muy común de cáncer en los perros.

3) Toser / estornudar sangre

La descarga de sangre de la garganta o la nariz (o cualquier otra parte) de su perro es un signo de preocupación. Los estornudos con sangre, especialmente aquellos en los que la sangre solo sale de una fosa nasal, pueden ser un signo de algunos tipos diferentes de cánceres, incluido el cáncer de nariz o de ojo.

La tos con sangre o las secreciones de la garganta pueden ser una señal de advertencia de cáncer oral o cáncer de pecho. Esto puede ser muy aterrador de ver que suceda, pero no necesariamente significa que su perro no podrá recuperarse.

Si presencia alguno de estos signos, debe llevar inmediatamente a su perro al veterinario o al hospital de mascotas más cercano para que pueda ser examinado por un profesional que pueda llegar a la raíz de sus síntomas.

4) Cambios extremos de peso inexplicables

Si sus mascotas parecen estar ganando o perdiendo peso extremadamente rápido, eso debería ser otro motivo de preocupación. Este síntoma es en realidad un indicador muy común de cáncer en caninos. Esto puede ser un signo de cánceres internos que pueden ser muy difíciles de detectar de otra manera, a menudo un tumor a lo largo de los intestinos u otras partes del tracto gastrointestinal.

Esto es diferente de la pérdida de peso debido a un cambio en la dieta o la pérdida de apetito (que puede ser otro signo y se analiza más adelante en el artículo) si su mascota parece estar comiendo y disfrutando de la comida como lo hace normalmente, y aún presenta estos síntomas rápidos. cambios, es una señal de que algo anda mal.

5) convulsiones

Si su perro comienza a tener convulsiones, especialmente cuando es mayor y no tiene antecedentes de convulsiones, puede ser un indicador de cáncer. En los perros, las convulsiones parecen estallidos de actividad incontrolables y aleatorios.

Esto puede incluir movimientos de masticación, sacudidas de piernas o boca con espuma. Si su perro presenta alguno de estos síntomas, debe llevarlo de inmediato al consultorio del médico.

6) Malos olores

Si su perro comienza a oler realmente desagradable incluso con un horario regular de aseo, podría ser una advertencia de que hay problemas internos. Algunos perros que podrían tener cáncer oral o de garganta tenían muy mal aliento sin importar cuántas veces les limpiaran o refrescaran la boca.

Otros que tenían problemas gastrointestinales o intestinales tenían un olor horrible que venía constantemente de su región genital debido a las masas llenas de bacterias y los tumores que residían allí.

Si usted u otras personas han comenzado a notar que su perro huele peor de lo normal sin una razón aparente, debe buscar una visita con un veterinario lo antes posible.

Señales de comportamiento

De un vistazo:

The following list includes all of the behavioral signs that may indicate that your dog has cancer. For an in-depth explanation of all of the listed symptoms keep scrolling 

  1. No querer / tener dificultades para comer
  2. No querer / luchar para ir al baño
  3. Letargo
  4. Cojera / Rigidez
  5. Malestar

1) No querer / tener dificultades para comer

Si notas que tu perro tiene pérdida de apetito o parece que tiene hambre, pero le cuesta comer, podría ser una señal de que es hora de llevarlo al veterinario.

Los perros que exhiben una pérdida de apetito aparentemente aleatoria podrían estar indicando que sienten algún tipo de náuseas, lo cual es un signo común de cáncer canino.

Aquellos que parecen tener dificultades para comer podrían tener tumores en la garganta que los presionan y les dificulta tragar la comida de manera segura como lo harían normalmente. De cualquier manera, este nuevo comportamiento es muy preocupante y no debe tomarse a la ligera.

2) No querer / luchar para ir al baño

La dificultad para orinar podría indicar que hay presión en el sistema urinario que posiblemente se deba al cáncer. Esto puede ser igual para sus evacuaciones intestinales.

Si nota que parece estar luchando para hacer caca más de lo habitual o que se ve drásticamente diferente a la última vez que lo hizo, puede ser una señal de que algo está irritando sus intestinos.

La diarrea ocasional no es algo que deba preocuparte, muchos perros comen accidentalmente cosas que irritan sus intestinos pero que en realidad no son tóxicas ni dañinas.

Buscas un cambio repentino y persistente en la forma en que van al baño. Si nota este cambio, no dude en ponerse en contacto con un profesional médico.

3) letargo

A medida que los perros crecen y envejecen, es muy normal que comiencen a disminuir gradualmente y volverse menos enérgico, esto normalmente no es una señal de preocupación para los dueños de mascotas. Esto incluso puede incluir darse cuenta de que su perro pasa más tiempo durmiendo de lo que suele hacerlo.

Sin embargo, si nota una disminución rápida y severa en la energía de su mascota, esto podría ser un signo de cáncer. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que este síntoma puede indicar otras cosas además del cáncer en los perros, por lo que no debe llegar inmediatamente a esa conclusión y, en su lugar, debe ir a ver a un médico de animales para comprender completamente lo que está sucediendo con su perro.

4) Cojera o rigidez:

El cáncer, especialmente el que afecta a los huesos, puede causar cojera o rigidez debido al dolor en los animales. Si notas que la forma de caminar de tu perro cambia de repente o empieza a favorecer más una pata que otra, podría ser señal de que algo está afectando la zona que está evitando.

Si acaba de sufrir una lesión en el área que no usa como lo haría normalmente, entonces este cambio en la forma de andar no debería ser demasiado alarmante porque hay una razón obvia para ello.

Pero, si parece aparecer sin razón aparente y empeora, no debes seguir esperando a que se resuelva solo y debes buscar ayuda médica para tu amigo peludo.

5) malestar

Si su perro parece tener un dolor constante o simplemente se siente incómodo, sin importar cuánto intente consolarlo, podría ser una gran advertencia de que hay algo gravemente mal con él.

Si notas que aúllan más cuando los levantas o vas a acariciarlos, entonces deberías comenzar a pensar que las cosas no se sienten como deberían para tu perro.

Sabes cómo actúa tu perro en general, así que si ves que las cosas están cambiando y parece que se están distanciando y rehuir tu toque por miedo al dolor entonces debes tomar nota de ello y llevarlos al veterinario inmediatamente.

Técnicas de prevención del cáncer

Some of you might be thinking that you don’t want to even wait until it gets to the point where your dog is exhibiting warning signs of internal issues before you take action. Luckily, there are a few prevention techniques that can help your dog live a healthy life and perhaps avoid cancer altogether!

Técnicas de prevención del cáncer

1) Mantenga a sus animales en forma y delgados

Mantener a su perro con una dieta sostenible es una de las mejores formas de evitar que contraiga cáncer y de que viva más tiempo porque no tiene que preocuparse de que se vuelva obeso.

RECOMENDADO  Más de 27 razones detalladas para no tener un labrador

La grasa en su perro puede provocar inflamación y crecimiento de tumores. Su perro también debe hacer ejercicio regularmente a través de paseos o simplemente jugando al aire libre. Trate de no fomentar un estilo de vida inactivo para sus perros y manténgalos en movimiento y en forma.

2) Reducir su interacción con toxinas.

Los pesticidas químicos en los tratamientos para el césped, los detergentes y los limpiadores domésticos pueden aumentar el riesgo de que su perro contraiga cáncer en algún momento de su vida.

Incluso algunos tratamientos contra pulgas y garrapatas pueden ser perjudiciales para la salud de su perro. Es importante que optes por tratamientos más naturales o por desintoxicaciones periódicas para que tu perro no corra riesgo de intoxicarse.

3) Agregue alimentos saludables a la dieta de su perro

Hay una buena cantidad de alimentos para humanos que también benefician a su perro. Por ejemplo, los arándanos son muy beneficiosos para su perro y sus antioxidantes pueden ayudar a combatir y matar el cáncer.

Es importante que investigue un poco para encontrar alternativas saludables para alimentar a su perro con moderación y verifique que la comida para perros que le está dando no esté hecha con ingredientes de mala calidad que realmente puedan empeorar su salud.

4) Mantenga un horario de chequeo regular

Debe hacer todo lo posible para no perder nunca una de las revisiones de su perro con su veterinario. Al mantener un horario establecido, es más probable que usted o su médico noten cambios más pequeños más rápido y puedan responder a ellos antes de que se conviertan en algo serio.

Durante las diferentes fases de la vida de su perro, necesitará ver a su veterinario con más o menos frecuencia. Por lo general, su veterinario tendrá un horario que le gustaría seguir, trate de no ignorar esta sugerencia.

5) Dele a su perro vitaminas o suplementos

Además de alimentarlos con alimentos de mejor calidad, darle a su perro suplementos o vitaminas saludables puede ayudarlo a desarrollar un mejor sistema inmunológico con la ayuda de esos poderosos antioxidantes.

Agregar este paso a su rutina de alimentación realmente vale la pena solo por la sencilla razón de que los mantendrá en general más saludables. Hay un par de formas diferentes que puedes darle a nuestro perro estos suplementos. El más fácil probablemente sea en forma líquida porque puede agregarlo a su comida húmeda o seca durante la hora de la comida.

6) Mantén la paciencia

Es importante tener en cuenta que no debe sentirse impotente de inmediato si su perro comienza a presentar uno de estos síntomas.

Primero, estos también pueden ser signos de una variedad de otras enfermedades, por lo que no siempre es aconsejable pasar directamente al cáncer sin una opinión médica.

En segundo lugar, incluso si se trata de cáncer, existen muchos tratamientos, muchos de ellos iguales a los tratamientos para humanos, que pueden combatir la enfermedad y ayudar a su perro a vivir una vida más larga y feliz.

Los tratamientos varían según el tipo de cáncer que tenga su mascota y lo agresivo que sea. Su veterinario puede recomendar solo uno de los siguientes tratamientos o una combinación de ellos para asegurarse de que puedan atacar el cáncer de la manera más eficiente posible la primera vez.

Opciones de tratamiento del cáncer para perros

The most common options for treatment include: 

1) Cirugía

Esto suele ser lo primero que un profesional médico le sugerirá a su mascota. Especialmente si su cáncer aún no se ha extendido demasiado y están relativamente seguros de que pueden extirparlo de una vez.

2) quimioterapia

Los médicos toman medicamentos poderosos y los insertan dentro de la mascota para atacar las células y los tumores cancerosos. Al igual que los humanos, los medicamentos de quimioterapia se pueden tomar por vía oral en forma de píldora o por vía intravenosa.

3) Radioterapia

Este tratamiento a menudo se confunde con la quimioterapia, pero difiere porque la quimioterapia no es un tratamiento tan dirigido como la radiación. La radiación toma la forma de inyecciones diarias y una vez que el medicamento está dentro del cuerpo, está más localizado en el área que afecta.

4) Inmunoterapia

Este tratamiento es menos común que los mencionados anteriormente y es menos probable que sea el primero que le recomiende su veterinario o su oncólogo de mascotas. Este tratamiento implica utilizar el sistema inmunológico para destruir el cáncer en el cuerpo de su mascota. Sin embargo, todavía se están realizando muchas investigaciones sobre este tema.

Si usted y su perro llegan al punto en el que están pasando por un tratamiento para el cáncer, puede ser un poco desalentador verlos debilitarse y tener menos energía a medida que la quimioterapia o la radiación hacen su trabajo.

Nadie quiere ver a su mascota sufrir algo como esto, y lidiar con el dolor y el trauma puede ser difícil. Hay algunas formas de hacerlo un poco más fácil y mantenerlo a usted y a su mascota de buen humor hasta que las cosas comiencen a cambiar.

5) Sea honesto sobre la situación

Puede ser difícil ver a su mascota luchar contra las enfermedades, pero eso no significa que deba tratar de endulzarlo usted mismo. Comprende por lo que pasará tu perro a medida que reciba tratamiento y medicación.

Los efectos secundarios comunes del tratamiento del cáncer incluyen vómitos, poca energía y falta de apetito. No entre en esto pensando que las cosas podrán volver a ser como antes.

Su perro necesitará tiempo para recuperarse y establecer esas altas expectativas solo causará más decepción para usted. Tenga una conversación en profundidad con el veterinario u oncólogo para asegurarse de estar al tanto de lo que está por venir y cómo ayudar a su perro.

6) Terapia de grupo

Al igual que existen grupos para humanos con cáncer, existen grupos para personas cuyas mascotas también están peleando. Acérquese a otras personas que estén pasando por lo mismo y que puedan compartir sus preguntas e inquietudes y hacerle saber que usted y su perro no están solos.

Si no tiene un grupo físico al que pueda asistir en su área, debe intentar investigar un poco y encontrar un grupo en línea que pueda ofrecerle apoyo a través de chats grupales o skype.

7) Diviértete con tu perro

Aunque su mascota tendrá menos energía y no se sentirá con las mismas actividades que solían hacer juntos, no debe dejar de pasar un buen rato por completo.

Cuando su perro esté teniendo buenos días, puede llevarlo al patio trasero a jugar un rato. En los días en que parezcan un poco deprimidos, asegúrate de darles más amor y atención y mostrar tu emoción de que estén peleando y sigan aquí contigo.

Las mascotas pueden sentir cambios en las emociones, así que (cuando puedas evitarlo) no dejes que tu perro sienta lo preocupado o molesto que podrías estar.

8) Sepa cuando parar

Este es uno difícil y una parte de la vida que nadie quiere enfrentar. Sin embargo, puede llegar un momento en el que deba preguntarse si vale la pena someter a su perro a más tratamiento.

Esto no significa que deba renunciar inmediatamente a su perro si se enferma, pero si continúa enfermándose o si el tratamiento ya no parece estar ayudando, podría ser hora de detenerse. Continuar no será mejor para ninguno de los dos a largo plazo.

Su veterinario u oncólogo probablemente hablará con usted cuando comiencen a ver señales de que las cosas ya no funcionan, pero en última instancia, esa decisión depende de usted.

Opciones de curación del cáncer

Conclusión

Con suerte, nunca tendrá que encontrar un momento en el que tenga que preocuparse por buscar síntomas en su amigo de cuatro patas. Si sigue estos consejos de prevención, así como cualquier otro que su veterinario pueda darle, su perro debería poder vivir una vida feliz y saludable.

Sin embargo, es importante tener esta información en la parte posterior de la cabeza y estar constantemente al tanto de cualquier cambio repentino en el comportamiento de su perro, incluso aquellos que no parecen ser demasiado alarmantes. ¡Una respuesta rápida es clave para que su amigo canino vuelva a encarrilarse!

Referencias

  1. https://www.bmj.com/content/329/7468/712.full-text
  2. https://europepmc.org/abstract/med/1002589

Deja un comentario